Todos odiamos el algoritmo de instagram, y con razón

algoritmo-instagram-lelelerele-portada_publicación fb copia

No es ningún secreto, todos los usuarios estamos un poco mosqueados con instagram, sus anuncios, y su nuevo algoritmo. Nuestras fotos no tienen la misma repercusión que antes, el número de nuevos seguidores se ha estancado, y cuando entramos en la aplicación para ver lo que han publicado aquellos a los que seguimos, vemos fotos de hace 10 horas mezcladas con un sinfín de anuncios que nada tienen que ver con nuestros intereses. Le damos a refrescar, y de nuevo las mismas fotos. Lejos queda aquella época en que a cada minuto había montones de nuevas fotos que ver: inspiración, diversión y novedades a raudales. Sí, lamentablemente todo eso ha quedado atrás

Hace algunas semanas leí este artículo sobre el algoritmo de instagram (que está en inglés pero que os recomiendo mucho) que dice exactamente lo que muchos pensamos.

Básicamente viene a decir que las personas inteligentes detrás de instagram creen que han descubierto con el nuevo algoritmo una fórmula genial para mostrarnos lo que queremos ver y a la vez aumentar sus ingresos. Pero ¡Oye! esa fórmula ya existía, no era necesario crearla, era realmente PERFECTA y se llamaba “botón de seguir”

ibstagram-algoritmo-lelelerele

Era muy simple, instagram nos enseñaba por orden cronológico todo aquello que previamente ya habíamos afirmado que queríamos ver. Sencillo, simple, útil, ¡Pasmante!

A instagram no le gustaba esa fórmula, porque todo el mundo tenía la misma visibilidad, pequeñas y grandes empresas, autonomillos de medio pelo como yo, influencers,  adolescentes… Nadie estaba por encima de nadie, y eso no mola, lo que les mola a las grandes corporaciones es que quien pague mande, y ese es el motivo real por el que instagram creó sus anuncios, y su inútil y odioso algoritmo.


La defensa por parte de instagram del algoritmo es que se basa en nuestras interacciones, en nuestras preferencias, en nuestros comentarios. Para así mostrarnos en primer lugar aquello que más nos gusta. Pero sabemos que no es tan sencillo, instagram y todas esas mentes brillantes se olvidan de varios asuntos.

Como comenta Amy Tori en su post, a veces interactuamos con personas por compromiso, lo que no significa que queramos que sus cuentas se muestren antes. Parientes, amigos, siempre se llevan más comentarios y likes que otras cuentas, pero eso no quiere decir que prefiramos ver sus fotos a las de otras cuentas. También ocurre que no interactuamos con cuentas de nuestra competencia (pero queremos saber lo que están haciendo) incluso hay cuentas en las que nos “avergüenza” un poco comentar o dar like, pero eso no significa que queramos perdernos lo que allí está pasando.


algoritmo-instagram-lelelerele-portada_publicación fb copia

Lo que es innegable es que a partir de la puesta en marcha del algoritmo el alcance de nuestras publicaciones es mucho menor, como ya pasó en Facebook. Aunque tengas miles y miles de seguidores sólo puedes llegar a unos pocos. Los likes, los comentarios y el crecimiento de las cuentas de instagram se han estancado.

Instagram quiere que paguemos para conseguir llegar a nuestros seguidores. Y por eso limita la repercusión, especialmente de las páginas de empresa.


El hecho de que la repercusión de nuestras fotos disminuya, provoca frustración, da igual si tienes 100 seguidores o un millón. Lo que mola de instagram, lo que te da ese chute de energía, lo que te motiva a subir una foto cada día es ver la reacción de los que te siguen, ver sus likes, leer sus comentarios, ver crecer tu cuenta. Si eso no existe, no hay motivación para publicar, y es lo que les está pasando a los usuarios, que están dejando de publicar fotos con asiduidad. Hay una disminución real de la actividad de los usuarios. Y es una pena que los ejecutivos de instagram no se den cuenta de esto, o que simplemente les de igual.

Instagram está muriendo lentamente, sí… esas mentes brillantes están engrosando sus bolsillos, pero están matando esta red social que era perfecta, y que creció con los contenidos de pequeñas empresas, de artistas, y de personas normales y corrientes sin mayores aspiraciones que las de compartir sus fotos y experiencias. 

 

instagram-algoritmo-lelelerele


Y esto afecta en mayor medida a pequeñas empresas, fotógrafos, artistas, autónomos y tiendas online, ya que si tienes tu cuenta como “empresa” todavía estarás más abajo en el feed. Instagram te penaliza, considera que debes pagar dinerito para aparecer.

Muchas empresas que nacieron con instagram están viendo reflejada esta repercusión en sus ventas, algunas hasta tal punto, que se han visto obligadas a cerrar.

Si tienes una pequeña marca estoy segura que lo estás notando. Y no creas que vas a solucionarlo invirtiendo en promocionar publicaciones. Yo misma he pagado para promocionar algunas fotos y no fue para nada una experiencia eficaz. El público seleccionado y el que finalmente veía mis publicaciones no tenían nada que ver, mi presupuesto no es muy alto, y a menos que seas una gran empresa y puedas dedicarle cientos de euros a la semana será poca la repercusión que vas a conseguir.

Las pequeñas empresas simplemente tenemos pocas opciones. Es el clásico caso en el que una gran empresa arrolla a todos los pequeños. Es el clásico caso en el que el negocio aniquila una bonita comunidad.


algoritmo-instagram-lelelerele_publicación fb copia

¿Qué nos queda por hacer?

Muchos te dirán que no es el fin, que tienes que utilizar hastags, publicar sólo contenido “de calidad”, que debes interactuar más para estar más visible, que intentes hacer algo  diferente, algo grande, emocional, gracioso, que se haga viral… Incluso que debes contratar un experto en marketing y en social media, para no quedarte atrás. A mi estos consejos me cansan. Yo simplemente quiero que la gente que decidió en su momento seguirme para ver mi contenido, lo siga viendo, sin más.

No te voy a decir que abandones instagram, aún con todo lo que llevo escrito hoy, reconozco que sigue siendo mi red social favorita. Pero lo que está claro es que si instagram ya no te da felicidad, alegría, diversión y sobre todo, alguna que otra venta, debes empezar a pasar un poco más de él. Como lo harías de ese chico que no te escribe… No inviertas tantos esfuerzos en “alguien” que pasa de ti.

Hacer bonitas fotos y escribir textos interesantes cuesta demasiado tiempo y esfuerzo como para no dar resultados. Haz otras cosas, prueba cosas nuevas. ¿Cuales?, ¿Volver a salir de internet?, ¿encontrarte con personas de carne y hueso?, ¿acudir a reuniones o eventos?, ¿colaborar? ni idea, yo misma me hago esa pregunta y estoy trabajando en esa búsqueda ¡Se aceptan propuestas! 😉