Del odio al amor con Snapchat

Del odio al amor con Snapchat

La primera vez que probé Snapchat lo odié profundamente.

Primero intenté crear mi perfil, quería subir una foto bonita que tuviera en el móvil, pero eso no se puede hacer en snapchat.

Quise buscar a mis amigos y tampoco supe como hacerlo. Pude ver cuales de mis contactos tienen snapchat y seguirlos, pero… ¿donde estaba toda la gente que sigo en instagram y en otras redes sociales? tampoco supe como hacerlo.

Luego intenté subir una foto chula, pensé empezar con una bien bonita y editada y cuca, de las que ya tenía en el móvil, pero tampoco… solo puedes subir fotos que haces en el momento. Yo que estaba en el sofá haciendo como que miraba la tele no tenía cerca nada bonito que  fotografiar, la luz era pésima, cerré la aplicación pensando que no la abriría jamás. –En snapchat todo es muy feo- pensé para mí toda digna.

Al cabo del tiempo le dí otra oportunidad, y ahora estoy muy feliz de haberlo hecho y os diré porqué:

Lo cierto es que me parece muy liberador, a nadie le importa la técnica en snapchat, no buscas la foto perfecta, la luz perfecta o el encuadre perfecto, solamente eres tú haciendo tu vida normal, sacando al perro o comprando el pan. El pelo de recién levantá, tu gata durmiendo acurrucada o tus pantuflas…

Sabéis de sobra que me encanta instagram y sigue siendo mi red social favoritísima, pero a veces el postureo es agotador, quiero poner fotos de lo que hago pero a la vez quiero que queden bonitas y que haya coherencia en mi galería y que todo sea cuqui, y claro, en la vida real no todo es cuqui. Por eso creo que Snapchat me gusta tanto, ¡por su naturalidad!

Pero estoy pensando… quizás todavía no sabes qué es snapchat, te lo voy a explicar brevemente.

snapchat-lelelerele-como-usar-snapchat

Es una aplicación de mensajería para enviar fotos o vídeos en tiempo real que desaparecen en unos segundos. Sí, desaparecen y no vuelven a aparecer ¡jamás! aunque las busques.

También puedes publicarlos para que las vean todos tus contactos, pero solo estarán ahí 24h, luego también desaparecerán, a no ser que alguno de tus contactos haga una captura de pantalla, pero si lo hacen te enterarás porque snapchat te lo dice.

No puedes subir archivos, solo fotos y vídeos hechos desde la aplicación, en ese preciso momento, por lo que suelen ser espontáneos, imperfectos y sobre todo auténticos. Y además puedes ponerle efectos a tus fotos, insertar emoticonos, transfomar tu cara de forma graciosa con sus filtros…

No os voy a hacer un tutorial de cómo funciona snapchat, porque no quiero aburriros,  pero os dejo el enlace a una guía básica de snapchat para mayores de 25 años por si os animáis a empezar, la he encontrado buscando en google y veo que es bastante completa 😉

Cómo empezó todo?

Aunque ahora está empezando a petarlo y cada vez la usa más y más gente, snapchat empezó como un sistema mediante el cuál los adolescentes se enviaban fotos guarris sin que quedara rastro de ellas… Sí amigos, como lo oís… De hecho ( y como todas las redes sociales en sus inicios) todavía es una red muy joven, el 45% de sus usuarios tienen entre los 18 y los 24 años. Pero cada vez son más las personas un poco más mayores y las marcas que están empezando a engancharse a esta app y usarla como medio de expresión.

Por qué mola?

Porque es inmediato y muy visual. Y porque como ya he dicho en snapchat no hay lugar para el postureo. Además es efímero y todo lo que pones acaba desapareciendo. Y sobre todo porque es real y cercano, y ayuda a mostrar tu parte más sincera, tu «yo» más auténtico, no hay engaños en snapchat.

 

 

A quién seguir?

Pues eso quiero que me digáis vosotros, porque yo todavía no sigo a mucha gente, así que si queréis recomendarme a alguien ponérmelo en los comentarios.  Mis favoritos de momento son Almax_Forte y su #soyantigram, Charuca (como no!) Juliapuigsoto  (y sus gatetes) mundopiruu (mola mucho verle dibujar y a sus perritos) y Zaharapop

Mi código de Snapchat

Y por último, si queréis seguirme aquí tenéis mi código. Mayoritariamente subo momentos con Dorita y Maga, algún ratito del proceso de trabajo, etc. Y no suelo hablar a la cámara porque me siento rarísima y odio mi voz. 😛

Si preferís buscarme por el nombre soy lelelerele (como no…)

snapchat, snapcode, lelelerele

2 comentarios

  • 11 marzo 2016

    Me pasó lo mismo al principio, y ahora que va creciendo y os sigo a varias personas, me he enganchado pero aún no he vencido mi perfeccionismo para compartir mi dia a día, aunque creo que tu post es una buena excusa para darle otra oportunidad 😉

    • 11 marzo 2016

      Claro que sí!
      Estamos acostumbrados a solo mostrar lo bonito, pero es gratificante ver el día a día de las personas a las que seguimos, ver que todo no es pinterest… las ojeras, los pelos despeinados… 😉

Relacionado

Instaweek

Hoy os dejo las fotos publicadas en mi instagram esta semana 🙂 podéis seguirme en @lelelerele  ¡¡besitos!! y ¡¡gracias por estar ahí!! ^_^ Michigan y Rafael posando encima de una cajita en mi escritorio Ha sido un principio de verano bastante frío y tormentoso, yo nunca había...

Leer más

@lelelerele

Lelelerele en Instagram