Hace más de tres años, cuando empecé esta andadura diseñando y creando peluches no esperaba que se transformara en algo tan importante para mí, creo que he ido aprendiendo mucho en este tiempo, he cambiado la forma de hacer algunas cosas, he transformado una ilusión en un modo de vida, y este hecho se ha proyectado hacia mi interior haciendo que de algún modo cambie mi forma de ser, dando mayor importancia a algunas cosas y dejando atrás otras, pensando en la vida de forma más positiva, disfrutando de los pequeños placeres, de los paseos por la montaña, de la mirada de Maga, de la sonrisa de un amigo o el abrazo de mi madre y sobre todo dándome cuenta de que lo que realmente importa está en nuestro coco, no en lo material. 
Y es que si una cosa he cambiado han sido mis hábitos de consumo, antes de comprar algo me pregunto, ¿realmente necesito esto? ¿en qué cambiará mi vida cuando lo tenga? y pocas cosas pasan esta criba, solamente las cosas verdaderamente necesarias, especiales o únicas. Por el momento lelelerele no es la fuente principal de mis ingresos, y aunque estoy convencida de que en algún momento podré vivir únicamente de ello soy consciente de que será una vida modesta, pero esa es la vida que quiero, no necesito más.

instagram
·
facebook
·
twitter
·
etsy shop
·
bloglovin

Relacionado

Mini Patricia, muñeca personalizada hecha a mano

Alberto me escribió hace un mes un correo lleno de palabras bonitas, comentó que seguía mi blog y había visto un post con una muñequita personalizada. Se acercaba el cumpleaños de su mujer Patricia y quería regalarle una. Yo le respondí enseguida con las...

Leer más

@lelelerele

Lelelerele en Instagram